EP: PA – Caloncho

El de Guadalajara nos entrega tres nuevas canciones desde el amor de la paternidad.

 

El músico conocido como Caloncho estrenó tres nuevas canciones en el EP titulado PA. En este material le canta a su familia, al amor y a la vida misma; esto no se separa tanto de sus lanzamientos anteriores, en cuanto a temática, excepto que esta vez el enfoque va desde la paternidad, como menciona el compositor en redes.

Las nuevas rolas presentan novedad claro, pero en realidad no nos muestran algo tan nuevo de Caloncho. Es más, desde su placa pasada, Bálsamo, quedó claro que el músico encontró un sonido desde Fruta (Vol. II) y el paso del tiempo le ha dado una mejor producción y con esto un mejor sonido, pero fuera de eso no ha madurado o crecido en cuanto a propuesta. Las canciones son frescas, o al menos eso parecen, pero aún así no se siente tanto como «nueva música» es algo más como una extensión de materiales pasados, como rolas quedadas y que por fin ven la luz.

En este proyecto encontramos colaboraciones de Juan Pablo Vega en la producción y algunas voces, también vienen coros de Ximena Sariñana. Hubo un gran trabajo en conjunto y el EP suena fino, es amigable, como normalmente es la música de Caloncho, y contagia alegría, que es un gran logro. Hay varios detalles a lo largo de las rolas que te atrapan. En sí todo es muy directo pero son esos pequeños sonidos que derrepente saltan o que se escuchan al fondo lo que le dan mucha vida y dinamismo al sonido completo. A parte de que la producción brilla por su profesionalismo, aún se siente esa cercanía con el Caloncho como con sus primeros lanzamientos.

Las canciones, vistas a más detalle, se mantienen bien por sí solas a excepción, tal vez, de Mamá Morada, que realmente no sobra, porque es muy corto el EP, pero sí llega a sentirse extra en algún sentido, como un tanto innecesaria. Con Bolita De Pan brilla Caloncho, como lo hizo con sus primeras canciones. Se ve ese talento único de composición con el que cuenta el cantautor y también nos hace empatizar de manera increíble, además de que todo es una carta de amor a su hija, lo que hace de esta canción una pieza muy personal pero a la vez funciona muy bien para todo el público. Por último, tenemos China Chula,una canción que es entretenida así como honesta, y creo que es extremadamente contagiosa, tiene una vibra increíble.

Al final, esos nueve minutos y algo que dura el material quedan muy bien. Se logra un rato placentero porque el Caloncho tiene esa habilidad de reflejarse como un amigo en su música, y esta visita es bastante amena. El EP es muy consistente y creo que es una adición excelente al catálogo del originario de Guadalajara pero, ¿cuánto tiempo más podrá explotar ese mismo sonido el Caloncho antes de que nos cansemos?